sábado, octubre 07, 2006

Taciturno

De los encuentros taciturnos que inundan la noche con su especial y nìtido anhelo de recuerdos momentàneos insignes deslumbranes y acariciantes, llenos de promesas y juramentos interiores que por màs que se esfuerzan en dimitir no encuentran otra salida sino la culminaciòn de los propòsitos dilucidantes y evolutivos de su creador.

1 comentario:

TeresaAb dijo...

Recuerdos momentáneos... promesas y juramentos... que sería de los incautos idealistas que vivimos de ellos, si la realidad de los viajes del ego nos privara del dolor y las delicias que proporciona la gracia de la evolución?...

Inclimo mi cabeza. Un abrazo.